martes, 19 de mayo de 2009

¡QUÉ PENA!!!

LO QUE SE MAMA
NO SE HEREDA
NI SE PUEDE DELEGAR.
Yo sólo quiero mirar la lluvia
sin llenarme de ruidos
advertir esta libertad
de no tener nada que hacer.
Caminar a mi tiempo y forma,
sin imposiciones.
No tener jefes.
Si pudiera
ni siquiera sentiría responsabilidad.
Sólo quiero percibir este silencio mojado
observar las gotitas
quedarme quieta.
No hablar más
ni hacerme cargo,
no escuchar quejas o lamentos.
Quiero sentir el sol
sin que me queme.
Simplemente ir transitando
por mi sendero
plácidamente.
TENGO LA ESPANTOSA SENSACIÓN
QUE EL LÍMITE
ES TÁN FRÁGIL,
IMPERCEPTIBLE
CASI COMO UNA GOTA DE LLUVIA.

a Isa


Amigo mío
erramos el concepto,
vivir no es sufrir.
o al menos
no solamente eso.

Si pudiéramos aceptar
simplemente lo que somos,
dejando de escudriñar
donde nos llenamos de vacío,
dejando de escarbar
donde está carente
porque es carente.

Si aprendiéramos a dar
aún
lo que no nos dieron,
quizá
amigo mío
estaríamos en el camino.
video

Siempre hay días felices


Todos los segundos


Todos los segundos
minutos
horas.
todas las mañanas
tardes
noches.
Todos los días
semanas
meses.
Todos los años
Siempre
Toda la vida
buscando
no se qué

DE ESPALDAS

El tiempo va
inexorable
como siempre
como debiera
aunque como debiera
podría ser mucho mejor.

Y nosotros
caminando de espaldas,
mirándonos de atrás,
de costado,
al margen,
de refilón.
Pisando sólo un perfil de las cosas,
un ángulo.
Nosotros
deambulando de espaldas
chocándonos
punzándonos
raspándonos
ahogandonos.

Nosotros
cada vez más solos.
Desprotegidos.
Cada vez más parias
y con más miedo
de dar la vuelta y mirarnos de frente.

A LOS SINTIENTES.


esos mutantes

que andamos con la herida abierta

sin encontrar cauce.

Albergándonos cada día

buscando nuestro lugar.