sábado, 18 de julio de 2009

RECUERDO A MI HERMANA MIQUELA.

Me despertó una trompada en el estómago,la naríz tapada y este ahogo,miré la fecha 18 de Julio ,entonces me saltaron las lágrimas y salió una congoja que sigue y es probable que siga durante todo el día…hace 38 años murió mi hermana.Mi querida,adorable hermana.La que me protegía,cuidaba ,mimaba.La que se ocupó de pensar en mi,me regalaba ropa aún la que llevaba puesta,yo no le pedía nada.Era sólo generosidad.
De ella aprendí a dar ,a regalar.Probablemente porque no necesito tanto para vivir o porque si.Tal vez sea una condición natural.Ella me traía todos los años a Punta del Este y me daba un cuarto para mi sola,me hacía milanesas con puré,huevos duros me llevaba a la playa y también me compraba los quesitos conaprole que tanto me gustaban.Ella me quería y¡ yo se lo agradezco tanto!Sólo ella pensaba en mi estando en Europa por ejemplo y me llenaba de regalos.
Me ponía de alumna en sus juegos de maestra,me dejaba dormir con ella cuando tenía miedo por las noches y me abrazaba.Sólo ella me perdonó que me olvidara del bautismo de Marco.Yo era chica y andaba por ahí,cuando me acordé salí corriendo para la casa de mamma Nietta y allí estaban,recuerdo que lloré tanto pidiéndole a Marquito perdón,él estaba en su cunita ,con la cabeza todavía torcida por el forsex(en aquella época se usaba esa mierda).Miquela sufrió tanto ese parto, pero lo deseaba más que a la vida misma.De Marco sobresalían sus pies,creo que hoy calza 46,una locura!
Hay cosas que no se olvidan ni pasan jamás.Sólo se soportan sobre la espalda,como una pesada mochila que arrastramos por el mundo,hasta que se incorpora como un gran callo en el alma.
Entonces pienso en la importancia de perdonar,perdonar a los otros,perdonarnos a nosotros mismos.
Perdonar a los otros,aunque sea fácil adjudicarle todo al destino,cuando no sabemos dónde poner tanto dolor.
Hoy me sorprende este desconcierto frente a la vida misma,frente a su belleza y su negrura inexplicable .
Hoy le rindo homenaje,hoy que al fin celebro la vida,festejándola a cada momento con este buen amor que encontré,este amor que sabía existía,que sabía que algún día encontraría.
Hoy me celebro a mi por no haber claudicado en la espera,por no hacer “cualquiera”.
Hoy festejo a mis pocos amigos,les debo una siempre.Hoy les agradezco estar en mi vida,haberme hecho el aguante tantos años,cuando lo necesitaba.
Hoy sólo le pido a Dios,me otorgue vida para poder seguir festejando este hallazgo y escribir,escribir,escribir

2 comentarios:

anna paparella dijo...

así es el dolor...acompasa el corazón,vibra en la piel,sala las lágrimas y sonríe algunas veces...aquellas que nos recuerda un mimo compartido.
el dolor nos cuenta que alguna vez fuimos felices con quien hoy lloramos, nos dice que algo aún sigue vivo en nuestra alma.
hoy el dolor nos canta su canción de vida y el mar es la sinfonía de espuma con violines de golondrinas que gritan el amor, ése amor que tiembla en la voz, ése amor que dice que sos quien sos.
ale

NILDA dijo...

Son pasadas las dos y media de la madrugada, la calle está silenciosa, solo música que me acompaña…
Después de haber leído mi correo, el recuerdo de tu hermana y sentido tus emociones, tengo la necesidad de escribir algo que no te haya dicho o escrito en otras oportunidades… para que cuando leas no te haga derramar lágrimas… porque alguna vez lloramos juntas lágrimas de tristeza…
Quisiera que tu corazón lata de alegría, rápido, rápido, rápido…que tus ojos brillen más que nunca, que sonrías, que rías, y que si llorás… sean lágrimas de alegría; recordando momentos, cuando bailamos en la fiesta de egresada de grafo, en tu casa cuando cantamos juntas y hacíamos la mímica de nuestras amigas, te acordás ? que felices…
Tal vez esto es muy pretencioso de mi parte, porque no soy una gran escritora y porque no tengo poder con el que pueda cambiar las cosas y borrar... todo lo que te entristece y tiene que pasar en esta vida…
Quisiera que compartamos algo especial, simple, pero es lo que más atesoro a esta altura de mi vida, y es parte de mi misma, mi amistad incondicional …( ya lo sabés, pero hoy siento la necesidad de escribirlo ).
En casa siempre habrá milanesas con puré, que nunca serán como las de Miquela, pero tendrán el aroma del cariño de casa; siempre habrá la comidita que te gusta ( la famosa pomarola ! y si te engorda después lo pagarás con caminatas y agua mineral ! ).
En estos días, de un modo muy particular, estamos viendo que a pesar de todo lo que nos pase, el don de vivir es hermoso !!!
Seguro que en otra vida, cuando nos toque, vamos a desparramar risas como en la tierra, y como seremos Ángeles volaremos juntas, porque hay una eternidad maravillosa….
No sé que más escribir … Sí ya sé !!! es momento para brindar !!!
Por vos amiga !
Nil.