miércoles, 30 de noviembre de 2011

Desde esta ventana al mar...

Extraño aquella ceremonia de estar en intimidad con un cuaderno de tapas duras,elegir la lapicera con la cual escribir en ese momento y fundirme en el encuentro mañanero,perdida en "la luna de valencia",observandolo todo,tirando margaritas  de mis ensueños al mar.
Extraño el acariciar  hojas,vibrar bajo su textura.Esa página en blanco que siempre me invita a contar,de mis sentires,de lo percibido,de la sabido y lo misterioso de cada día.
Este único día a día que encadena la historia que no sabemos de que" la va", a pesar de los muchos intentos por capturarle la razón.
Esta historia que encerramos cada uno de nosotros y apenas  comprendemos.(al menos yo)
Este nuevo amanecer está furioso,el viento golpea las ventanas con fuerza.Adentro quizá tambien.Es un temporal de emociones,extrañezas.Pensamientos furtivos.
Decía,extraño la intimidad con el papel ,como la nuestra,la que teníamos de vez en cuando,cuando un roce de manos acababa diciendo todo y el mundo parecía más completo,mas bueno y hasta tierno.
Extraño nuestros silencios.
Las palabras es mejor escribirlas,se pueden borrar y reescribir.
Sobre la hoja en blanco inventamos un mundo y por ese rato,minutos,horas,somos dueños de algo concreto:la historia que estamos contando.Lo único seguro,certero
Deja de moverse por fin el mundo ,las cosas por un momento y sólo por un momento somos dueños de algo.
Extraño tu ternura,esa que aparecía despues que soltabas y permitias que caigan las armaduras.Esa genuina ternura,esa que yo conozco y me hacía quererte .
Las palabras complican,quizá por eso escribo.
A pesar del temporal algunos pasan corriendo,admiro su constancia.Hay que ser valiente para correr.
¿Hay que ser valiente para correr?¡qué estupidez!
Aunque te haya olvidado te extraño,como la canción de Cigala "se me olvidó que te olvide,se me olvidó que te dejé lejos muy lejos de mi vida..."Todo mentira,como cada canción romántica.
Uno se olvida con el tiempo y en el rencuentro el tiempo no ha pasado.es sólo la letra de un viejo tango.
La cuestión es que ya dudo del amor de pareja,apenas reconozco el deseo como protagonista de la historia,a ese "oscuro objeto de deseo".
Son inexplicables las razones que nos unen a alguien y también lo son las separaciones.Bueno,en realidad hay pocas razones,casi todo esta fuera de madre...
Desde esta ventana al mar,veo pasar las horas,en un balcón que está helado,con café,agua y visiones...

2 comentarios:

Karla dijo...

Hay que ser valiente para detenerse y ver el camino recorrido. Llegué a tu blog a través del de un amigo y me gustaron mucho tus escritos.
Volveré pronto(:
Un beso fuerte!

anna paparella dijo...

Gracias Karla ,bienvenida.Me alegra mucho.Besos